Docor: Sala de prensa online

Investigadores de BioCruces desarrollan un nuevo protocolo de tratamiento de la nefritis por lupus

Posted on: 16/12/2013

Publicado en la revista científica internacional Autoimmunity Reviews.

José Gabriel Erdozain, médico especialista; Mónica Ferreiro, enfermera; Ioana Ruiz Arruza, médico especialista; Amaia Ugarte, médico especialista; y Guillermo Ruiz-Irastorza, jefe de sección de la Unidad de Enfermedades Autoinmunes del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Cruces.

José Gabriel Erdozain, médico especialista; Mónica Ferreiro, enfermera; Ioana Ruiz Arruza, médico especialista; Amaia Ugarte, médico especialista; y Guillermo Ruiz-Irastorza, jefe de sección de la Unidad de Enfermedades Autoinmunes del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Cruces.

  • El nuevo esquema de tratamiento reduce la cantidad de corticoides (prednisona) administrada.

  • Los investigadores han conseguido reducir drásticamente los efectos tóxicos de los corticoides con, al menos, el mismo nivel de eficacia y una respuesta más precoz en los pacientes.

La revista científica internacional Autoimmunity Reviews (1) acaba de adelantar en su versión en línea una investigación realizada por el Grupo de Enfermedades Autoinmunes del Instituto de Investigación Sanitaria BioCruces (2) que muestra un nuevo esquema de tratamiento para la nefritis lúpica. Este nuevo protocolo se caracteriza por la utilización de una cantidad muy inferior de corticoides orales (prednisona), que hasta ahora se emplean de forma habitual a dosis altas. Los resultados muestran que el nuevo protocolo de tratamiento desarrollado por los investigadores de BioCruces iguala, al menos, en eficacia al tratamiento estándar obteniendo una respuesta más precoz, a la vez que reduce notablemente los efectos adversos relacionados con los glucocorticoides.

Tal y como ha explicado el doctor Guillermo Ruiz-Irastorza, responsable del Grupo de Enfermedades Autoinmunes del Instituto de Investigación BioCruces, “la nefritis lúpica (inflamación del riñón a causa del lupus eritematoso sistémico) afecta al 35 o 40% de los pacientes con lupus, una enfermedad autoinmune que sufren especialmente mujeres jóvenes; de hecho, constituye la afección orgánica grave más frecuente. Hasta ahora, el tratamiento se basa en la combinación de inmunosupresores con prednisona a dosis altas, en general de un miligramo por kilo de peso y día, es decir, 50 ó 60 miligramos diarios”.

El doctor ha recordado “el gran impacto de los glucocorticoides orales sobre el daño orgánico irreversible, particularmente osteonecrosis (destrucción del hueso), fracturas por osteoporosis, cataratas y enfermedad cardiovascular. No obstante, hasta la fecha siempre se ha aceptado la morbilidad asociada al uso de prednisona como el precio inevitable a pagar para alcanzar la remisión de la enfermedad renal”.

Igual eficacia, en menos tiempo y con menos toxicidad

El estudio del Grupo de Enfermedades Autoinmunes del Instituto BioCruces comparó a un grupo de pacientes con nefritis lúpica de la Unidad de Enfermedades Autoinmunes del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Cruces que fueron tratados con prednisona a dosis medias (en ningún caso superiores a 30 miligramos/día) en pauta rápidamente decreciente y combinada con pulsos de metil-prednisolona, ciclofosfamida e hidroxicloroquina, con otro grupo de control compuesto por pacientes históricos tratados con dosis altas de prednisona y ciclofosfamida.

“Con el nuevo protocolo se obtuvo una respuesta más rápida y más duradera en los pacientes, con una tasa de remisión completa del 100% entre los individuos que recibieron dosis medias de prednisona frente al 70% de los tratados con dosis altas. Merece la pena destacar que la diferencia en la dosis acumulada de prednisona entre ambos grupos fue del 60%”, ha apuntado el investigador.

Asimismo, los investigadores de BioCruces han constatado “una incidencia significativamente menor de efectos adversos en el grupo tratado con dosis menores de corticoides, con una total ausencia en estos pacientes de necrosis avasculares, fracturas osteoporóticas o estigmas cushingoides (como obesidad, ‘cara de luna llena’ o estrías cutáneas). Concretamente, se detectó toxicidad atribuible a los corticoides en el 67% de los pacientes tratados con el protocolo estándar (dosis altas de prednisona), mientras que en los pacientes tratados con dosis medias de prednisona sólo se observaron efectos indeseados en un 7%”.

El doctor Guillermo Ruiz-Irastorza ha destacado que “esta pauta de tratamiento con dosis medias de prednisona es al menos igual de eficaz en el tratamiento de la nefritis lúpica que el tratamiento tradicional que incluye altas dosis de corticoides. Además, el nuevo protocolo presenta una mínima toxicidad asociada. Por tanto, este estudio abre la puerta a la utilización de dosis menores de prednisona en el tratamiento de la nefritis lúpica y otras manifestaciones graves del lupus eritematoso sistémico”.

(1) Autoimmun Rev. 2014 Feb;13(2):206-14. doi: 10.1016/j.autrev.2013.10.013. Epub 2013 Nov 2.

(2) Instituto de Investigación Sanitaria en proceso de acreditación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Twitter @DocorComunica

Follow Docor: Sala de prensa online on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: