Docor: Sala de prensa online

El 85% de las personas que vuelve a conducir tras un ictus lo hace sin haber sido valorado

Posted on: 08/05/2014

Congreso Nacional de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF). Bilbao, 7-10 de mayo de 2014

 

  • Expertos en neurorehabilitación solicitan que debe establecerse un protocolo a seguir en sujetos que han presentado un ictus y quieren volver a conducir.

  • El 80% de estos pacientes sobrestima su capacidad de conducción.

  • En España se producen 130.000 ictus al año y el 40% de los que sufren esta patología vuelve a conducir.

  • No está regularizada ninguna prueba que valore la capacidad de conducir del conductor, obviando las de alcoholemia y drogas.

 

Bilbao, mayo de 2014.- El 40 por ciento de las personas que han tenido un ictus vuelven a conducir. El 85 por ciento de estos lo hace sin haber sido valorados clínicamente por un especialista, y el 80 por ciento sobrestima su capacidad de conducción.

Estas afirmaciones han sido realizadas por Manuel Murie, director de la Unidad de Neurorehabilitación de la Clínica Universidad de Navarra durante un curso de formación impartido en el 52º Congreso de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF) que se celebra hasta el sábado 10 en Bilbao.

En el curso los médicos rehabilitadores de España han conocido de cerca la importancia de valorar la capacidad de una persona para conducir tras un ictus con el objetivo de evitar posibles accidentes en la carretera.

En este sentido, el Dr. Murie ha explicado que la normativa legal española al respecto de los puntos que hay que tener en cuenta a la hora de valorar la capacidad de conducción de una persona es “ambigua y no precisa”.

“El BOE solo dice que no deben existir enfermedades del sistema nervioso central o periférico que produzcan pérdida o disminución grave de las funciones motoras, sensoriales o de coordinación, entre otras. Precisa que no deben conducir aquellas personas que han sufrido un ataque isquémico transitorio transcurrido, al menos, seis meses sin secuelas.”, ha explicado.

En este sentido, ha señalado que “si analizamos las estrategias para disminuir los accidentes de tráfico, prácticamente no existe ninguna que valore la capacidad de conducir del conductor, obviando la de alcoholemia y drogas”.

 “Lo mismo que se revisan los coches con la ITV y el estado de las carreteras, se debería hacer un chequeo previo a las personas que han sufrido un accidente cerebrovascular para expedir licencias según las posibilidades físicas y cognitivas de cada paciente”, ha subrayado.

En España se producen 130.000 ictus al año, el 75% en mayores de 65 años. En este contexto, el Dr. Murie ha afirmado que “el mayor número de accidentes lo sufren los conductores noveles y los adultos. Casualmente los que tienen ictus toman varios fármacos. Las pluripatologías y el pluritratamiento afectan de forma muy negativa a la capacidad de conducir”.

Por todo ello, durante el curso de formación el Dr. Murie ha solicitado que “debe establecerse un protocolo a seguir en sujetos que han presentado un ictus y quieren volver a conducir”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Twitter @DocorComunica

Follow Docor: Sala de prensa online on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: