Docor: Sala de prensa online

Bilbao estrena el acelerador lineal más avanzado de España

Posted on: 28/01/2015

La Clínica IMQ Zorrotzaurre se ha dotado de la tecnología sanitaria de Oncología Radioterápica de última generación para el tratamiento de los pacientes con cáncer

Nuevo acelerador lineal de la Clínica IMQ Zorrotzaurre y personal de la Unidad de Oncología

  • El nuevo dispositivo se emplea con fines curativos en la práctica totalidad de los tumores localizados de cualquier zona. “Una sesión puede ser suficiente para eliminar un tumor”.
  • Frente a otros aceleradores lineales, también tiene poder curativo en ciertos tipos de metástasis y permite el abordaje de tumores en localizaciones críticas.
  • Su nueva tecnología lo hace más preciso y seguro que otros aceleradores: esto supone que las zonas sanas se respetan más y que las zonas tumorales reciben la radiación con precisión milimétrica, lo que permite depositar mayores dosis de radiación.
  • Cuanto mayor es la dosis con la que se irradia el tumor, mayor es la probabilidad de controlar (curar) dicho tumor.
  • Con respecto a otros dispositivos existentes, permite realizar los tratamientos en menos sesiones (de 38 a 6 en cáncer de próstata, por ejemplo) y con una duración de cada sesión inferior hasta en un 70%.
  • El dispositivo, con todas las opciones de equipamiento disponibles, se ha integrado en una plataforma tecnológica dotada de un sistema global, que incluye también un TAC para la adquisición de imágenes en cuatro dimensiones (4D).

Bilbao, 28 de enero de 2015.- El acelerador lineal más avanzado de España se acaba de poner en marcha en Bilbao, concretamente, en la Clínica IMQ Zorrotzaurre. Se trata de una tecnología sanitaria en el ámbito de la Oncología Radioterápica que se emplea para el tratamiento de los pacientes con cáncer. Las prestaciones de este nuevo equipamiento le permiten su empleo con intención curativa en la práctica totalidad de los tumores localizados. Frente a otros aceleradores lineales, también tiene poder curativo en ciertos tipos de metástasis y permite el abordaje de tumores en localizaciones críticas.

Su nueva tecnología lo hace más preciso y seguro que otros aceleradores: esto supone que las zonas sanas se respetan más y que las zonas tumorales reciben la radiación con precisión milimétrica y en mayor dosis. En este sentido, cuanto mayor es la dosis con que se irradia el tumor, mayor es la probabilidad de controlar dicho tumor. El nuevo equipo es capaz de irradiar con una intensidad cuatro veces mayor que otros aceleradores en funcionamiento en España.

Con respecto a otros dispositivos existentes, permite realizar los tratamientos en menos sesiones (de 38 a seis sesiones en cáncer de próstata) y con una duración de cada sesión inferior hasta en un 70%. Una sesión puede durar ahora sólo dos minutos.

La Clínica IMQ Zorrotzaurre no sólo ha incorporado el acelerador lineal más avanzado existente en el mercado, sino todas las opciones de equipamiento disponibles. El dispositivo se ha integrado en una plataforma tecnológica global para la planificación y administración de tratamientos de radioterapia, que incluye también un TAC que permite la adquisición de imágenes en cuatro dimensiones. Todo ello permite la realización de tratamientos que tienen en cuenta los movimientos de los órganos sincronizando la administración de la radiación al tumor con el ciclo respiratorio del paciente.

Con la incorporación del nuevo acelerador, IMQ mantiene su apuesta por ofrecer una atención sanitaria de vanguardia a los pacientes oncológicos. Esta apuesta se inició hace más de 45 años (a finales de la década de los sesenta) con la puesta en marcha de una unidad de Cobaltoterapia. Hoy, la Clínica IMQ Zorrotzaurre cuenta con una Unidad Asistencial Integral para el diagnóstico y el tratamiento del cáncer de más de 1.300 m2, equipamiento de última generación (acelerador lineal, PET-TAC. gammacámara, cirugía robótica con Da Vinci, etc.), Hospital de Día Oncológico, habitaciones individuales para pacientes, farmacia oncológica, servicios de apoyo psicológico y nutricional, hospitalización a domicilio, etc.

Tumores localizados y metástasis

Tal y como ha explicado el doctor Pedro Ensunza, jefe de servicio de Oncología Radioterápica de la Clínica IMQ Zorrotzaurre, el nuevo acelerador lineal “se emplea con todo tipo de tumores localizados, entre los que se pueden citar, como ejemplo, los de próstata, pulmón, cerebro, tumores de cabeza y cuello, hígado, páncreas, tumores ginecológicos, etcétera. En la mayor parte de ellos, si el tumor está localizado, se puede abordar un tratamiento con intención curativa”.

Asimismo, frente a otros tipos de aceleradores, “tiene también poder curativo en determinados tipos de metástasis (diseminación de células de un tumor a otros órganos o partes del cuerpo), en los casos de oligometástasis, es decir, cuando se da un número limitado de metástasis en un órgano (generalmente de 4 a 6 metástasis). Por ejemplo, en las metástasis cerebrales múltiples, “antes se irradiaba todo el cerebro, incluyendo las partes sanas y las partes tumorales. Ahora, con esta nueva tecnología, irradiamos sólo las metástasis y en tan sólo cuatro o cinco sesiones”. En las metástasis pulmonares múltiples, “antes se daba quimioterapia; ahora podemos irradiar exclusivamente las metástasis y sin interferir en el tratamiento quimioterápico”.

Personas mayores y tumores en localizaciones críticas

El doctor Ensunza ha manifestado que las posibilidades que brinda el nuevo acelerador lineal se traducen, entre otros aspectos, en que en tumores localizados “el resultado es equiparable a los obtenidos por la cirugía, con la ventaja de que la radioterapia es menos invasiva. Esto nos permite, por ejemplo, enfrentarnos a tumores de pulmón en personas mayores que, debido a su edad o condiciones de salud, no pueden someterse a una intervención quirúrgica y ofertarles altas probabilidades de curación”.

Gracias a su mayor precisión en la localización del tumor y a su mayor conformación (el haz de irradiación se adapta a la forma y volumen del tumor), el nuevo equipo permite a los oncólogos radioterápicos de IMQ abordar tumores que, por su localización en ubicaciones críticas, no podrían ser abordados de manera tan precisa con otros equipos. “En tumores y metástasis de columna vertebral que estén comprimiendo la médula espinal, por ejemplo, podemos realizar un tratamiento ablativo, respetando la médula ósea e irradiando de manera eficaz el tumor”.

Asimismo, sus especificaciones también ofrecen ventajas para el paciente cuando éste se tiene que someter a nuevas irradiaciones o a una radioterapia “de rescate” tras una cirugía, y permite la total reproductibilidad de los tratamientos.

Radiocirugía, reducción de sesiones y del tiempo por sesión

El nuevo acelerador permite la realización de tratamientos de radiocirugía. Ésta técnica posibilita “irradiar con una dosis suficiente de rayos X de alta energía (también conocidos como fotones), en una única sesión, volúmenes tumorales muy reducidos. Así, una sesión puede ser suficiente para eliminar un tumor”.

Cuando se precisa más de una sesión para el tratamiento, el número de sesiones se ve reducido en gran medida con el nuevo equipamiento. “Si tomamos el ejemplo de un tumor frecuente, como es el de próstata, con la radioterapia estereotáctica fraccionada pasamos de unas 38 sesiones a, tan sólo cinco o seis en total”.

Siguiendo con el ejemplo del cáncer de próstata, “si antes cada sesión de irradiación podía durar unos seis minutos, en los que el paciente debía estar inmovilizado, ahora se ha rebajado el tiempo de la irradiación a dos minutos”.

Plataforma global y con todo el equipamiento disponible

La Clínica IMQ Zorrotzaurre no solo ha adquirido el acelerador lineal más avanzado de los existentes en el mercado, sino que, además, lo ha dotado de todo el equipamiento disponible actualmente. Todo ello, funciona de una manera integrada y global, multiplicando las posibilidades terapéuticas con cada paciente.

Antes de acceder al tratamiento, el paciente es sometido a un proceso de toma de imágenes médicas para conocer la ubicación y morfología exacta del tumor. La adquisición de imágenes se realiza mediante un escáner (TAC), una resonancia magnética (RMN) o mediante una tomografía por emisión de positrones/tomografía axial computarizada (PET/TAC).

Estas imágenes se pasan a un potente sistema informático que posee un nuevo e innovador software de cálculo con algoritmos de última generación. Ésta es otra de las nuevas adquisiciones realizadas por la Clínica IMQ Zorrotzaurre, junto al nuevo acelerador lineal. En este proceso, el radioncólogo diseña el tratamiento de radioterapia de manera individualizada para cada paciente. De este modo, se recrean virtualmente el tumor y el tratamiento que se va a aplicar para cada paciente, dando las máximas garantías de seguridad durante todo el proceso.

Una vez que el paciente se sitúa en la mesa de tratamiento, que es una mesa robótica con 6 grados de libertad de movimientos, se verifica de nuevo la localización exacta del tumor mediante técnicas de imagen, y se comprueba que el haz de irradiación se adapta perfectamente a la forma y volumen del tumor, tal y como se había planificado previamente, y sólo entonces comienza el tratamiento. Según precisa el doctor Pedro Ensunza, “el nuevo acelerador nos permite ver el tumor antes, durante y después del tratamiento, lo que supone mayor precisión y seguridad para el paciente”.

TAC 4D y sincronización con el ritmo respiratorio

Para una mayor precisión y seguridad, el nuevo acelerador de la Clínica IMQ Zorrotzaurre dispone de un TAC que adquiere imágenes en cuatro dimensiones (anchura, longitud, profundidad y tiempo). Esto, por ejemplo, le permite registrar la posición del tumor en cada momento del ciclo respiratorio, y permite la irradiación del tumor, en todo su volumen, con precisión milimétrica. Esta información “se integra en la red clínica del equipo del acelerador, de modo que, al realizar el tratamiento, se sincroniza la entrega de irradiación al tumor con el movimiento del pulmón. El tumor es irradiado de forma precisa y se salvaguardan los tejidos sanos”. Esta ventaja se aplica igualmente a tumores localizados en otros órganos.

Sobre IMQ

Grupo IMQ agrupa a IMQ Seguros, aseguradora líder en Euskadi de seguros de salud, con más de 336.000 clientes y 80 años de historia, e IMQ Servicios, líder en Euskadi en la prestación de servicios sanitarios, sociosanitarios (personas mayores), de bienestar y de prevención de riesgos laborales, con más de 50 sociedades especializadas en distintos servicios. En total, Grupo IMQ tiene una facturación de 379 millones de euros y da empleo a 4.759 personas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Twitter @DocorComunica

Follow Docor: Sala de prensa online on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: