Docor: Sala de prensa online

La atención pediátrica urgente no puede quedar en manos de ‘aficionados’

Posted on: 16/04/2015

Demanda de la Sociedad Española de Urgencias de Pediatría (SEUP) en su XX Reunión Anual

De izq. a dcha. Javier Benito, Antón Castaño y Santiago Mintegui

De izq. a dcha. Javier Benito, Antón Castaño y Santiago Mintegui

  • El desafío es conseguir que los niños no sientan dolor ni temor cuando sean atendidos en los servicios de urgencias.
  • Hay que trabajar en la incorporación de las familias, no solo a la toma de decisiones sobre los cuidados de sus hijos, sino también a la gestión de los servicios de urgencias
  • Lograr que la atención en los servicios de urgencias sea la misma independientemente de la hora y del día de la semana es un objetivo esencial.
  • Es necesario hacer sostenibles los servicios de urgencias pediátricos en un entorno de restricción económica
  • Los Servicios de Urgencias Pediátricas precisan el apoyo de las Administraciones para conseguir su adecuada dotación: la rentabilidad en salud está asegurada
  • La investigación de los pediatras de urgencias tiene un impacto directo en la forma de tratar las enfermedades y accidentes más comunes de los niños y adolescentes
  • Existe una apuesta clara por incrementar la seguridad de los tratamientos y estudios que se realizan a los niños en urgencias

Bilbao, abril de 2015.- Los nuevos tiempos que se avecinan para la pediatría de urgencias requieren una mirada renovadora que dé respuesta a las demandas de una sociedad más informada y exigente y a una comunidad científica que avanza a pasos de gigante en la investigación.  En este sentido, Anton Castaño, presidente de la Sociedad Española de Urgencias de Pediatría (SEUP), se muestra rotundo. “La atención pediátrica urgente requiere una formación específica. Ya no puede quedar en manos de aficionados”, sentencia en el marco de la XX Reunión Anual de la SEUP.

Subraya el especialista que “las Urgencias de Pediatría tienen un marco de actuación específico y claramente diferenciado” y resalta que “la SEUP es motor y aglutinante de los profesionales –facultativos y enfermería- que encuentran en este campo su razón de ser.  Es necesario ofrecer  una eficacia creciente frente a situaciones cada vez más complejas y, en espera del reconocimiento oficial de la subespecialidad, son  los propios profesionales, agrupados en la SEUP, quienes   impulsan  y desarrollan lo que hoy sucede en muchos casos:  una oferta de calidad asistencial al más alto nivel”.

Pero no es suficiente con ese acto de buena voluntad.  Así. Antón Castaño refiere que “la promoción de la formación en Urgencias Pediátricas es un pilar fundamental de la SEUP y las Reuniones Anuales como la actual son el foro donde se demuestra y desarrolla la calidad asistencial. Con todo”, avanza, “los Servicios de Urgencias Pediátricas precisan el apoyo de las Administraciones para conseguir su adecuada dotación: la rentabilidad en salud está asegurada.”

Enlazan con esta reflexión las palabras de Javier Benito, presidente del comité organizador de la XX Reunión anual de SEUP, al detectar  “la necesidad de hacer sostenibles los servicios de urgencias pediátricos en un entorno de restricción económica.” El jefe de Servicio de Urgencias de Pediatría de Cruces aboga, además, por  “incorporar a las familias, no solo a la toma de decisiones sobre los cuidados de sus hijos, sino también a la gestión de los servicios de urgencias”, así como a “incrementar la seguridad de los tratamientos y estudios que se realizan a los niños en urgencias”.

Asume Javier Benito que uno de los grandes retos es el de “conseguir que los niños no sientan dolor ni temor cuando sean atendidos en los servicios de urgencias” y se plantea “un objetivo esencial, lograr que la atención en los servicios de urgencias sea la misma independientemente de la hora y del día de la semana”.  Todo ello se sustenta en la necesidad de “ofrecer las mejores técnicas de diagnóstico y tratamiento disponibles en los servicios de urgencias pediátricos”.

Santiago Mintegi es coordinador de la red de investigación de SEUP, una atalaya desde la que se vislumbra una radiografía exacta de la realidad en la que vive la urgencia pediátrica. Dese ahí detecta  “un salto cualitativo en la investigación en los servicios de urgencias pediátricos tras la creación de las redes” y revela  que “la investigación de los pediatras de urgencias tiene un impacto directo en la forma de tratar las enfermedades y accidentes más comunes de los niños y adolescentes.”Para conseguir que se mantenga una progresión eficaz en este campo, Mintegi recalca la “necesidad de que existan pediatras de urgencias con dedicación parcial a la investigación” y recuerda que “un incremento en los recursos facilitaría el desarrollo de una investigación de mejor calidad”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Twitter @DocorComunica

Follow Docor: Sala de prensa online on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: