Docor: Sala de prensa online

Los urólogos europeos identifican cinco líneas de futuro para la cirugía robótica

Posted on: 16/09/2015

XII Reunión de la Sección de Urología Robótica de la Asociación Europea de Urología

Los doctores José Gregorio Pereira, presidente de ERUS 2015, y el belga Alex Motrie, presidente de la Sección de Urología Robótica de la Asociación Europea de Urología

Los doctores José Gregorio Pereira, presidente de ERUS 2015, y el belga Alex Motrie, presidente de la Sección de Urología Robótica de la Asociación Europea de Urología

  • Las mujeres se pueden beneficiar de la cirugía robótica para solventar los problemas de suelo pélvico.

  • Cada vez más cirugías complejas se llevan a cabo a través de una única microincisión (puerto único).

  • La microcirugía robótica abre nuevas posibilidades para la reversión de la vasectomía y para el trasplante renal.

  • El uso de fluorescencias permite ver en pantalla qué zonas están afectadas por el cáncer, facilitando la extirpación de los tumores.

  • La extirpación de los ganglios linfáticos, muy frecuente en cáncer, también puede ser más precisa con la cirugía robótica.

Bilbao, septiembre de 2015.-La XII reunión de la Sección de Urología Robótica de la Asociación Europea de Urología, que se celebra en el Palacio Euskalduna de Bilbao del 15 al 17 de septiembre bajo el nombre de ERUS 2015, ha acogido una mesa redonda sobre técnicas emergentes de cirugía robótica. En la cita colaboran Osakidetza, a través del Hospital Universitario Cruces, y Grupo IMQ, a través de la Clínica IMQ Zorrotzaurre de Bilbao, con sus profesionales y con la realización de doce cirugías en directo entre los dos centros hospitalarios.

En este sentido, los doctores que se encuentran al frente de la organización del evento científico, Antón Arruza, y Jesús Padilla, del Hospital Universitario Cruces, junto a José Gregorio Pereira y Ander Astobieta del cuadro médico de IMQ, todos ellos, especialistas en Urología, han apuntado las cinco principales áreas emergentes en este campo.

Así, han señalado la cirugía robótica contra los problemas de suelo pélvico en mujeres, la realización de cirugías complejas mediante una única microincisión (puerto único), la microcirugía robótica aplicada a la reversión de la vasectomía y al trasplante de riñón, el uso de fluorescencia que marcan los tumores para facilitar su extirpación en casos de cáncer y, por último, la cirugía robótica de vasos linfáticos.

Cirugía robótica contra los problemas de suelo pélvico en mujeres

La patología del suelo pélvico femenina ha experimentado un auge en los últimos años. Aunque se trata de una patología no maligna, el impacto de los prolapsos de órganos pélvicos (cistocele, prolapso uterino, rectocele) asociados a problemas miccionales (incontinencia urinaria, urgencia en las micciones) o defecatorios (estreñimiento, incontinencia fecal) suponen un severo deterioro de la calidad de vida de las pacientes que lo sufren. De igual modo, los avances en el tratamiento farmacológico, en la rehabilitación del suelo pélvico y en las técnicas quirúrgicas han experimentado una evolución sin parangón.

El mejor entendimiento de la fisiopatología del deterioro de los sistemas de soporte de los órganos pélvicos y de los trastornos anatómicos asociados ha impulsado el diseño de nuevas técnicas que permiten la reconstrucción integral de los defectos del suelo pélvico. Y es aquí donde la técnica de sacrocolpopexia con mallas, realizada por laparoscopia, aporta soluciones con la mínima agresión al paciente. Dado que es una cirugía compleja reconstructiva para realizarse por laparoscópica, la aportación de la cirugía robótica encuentra un ámbito excelente de desarrollo, al facilitar los procedimientos de sutura, anudado y reconstrucción.

Cirugías complejas a través de una única y mínima incisión

La tendencia creativa de la cirugía ha pasado desde el abordaje con incisiones generosas (cirugía abierta), hacia la cirugía laparoscópica mínimamente invasiva y, en la actualidad, a la revolución de la cirugía robótica.

En el afán de reducir a la mínima expresión la agresión quirúrgica al paciente se plantea el abordaje por un sólo orificio (puerto único). No obstante, la falta de espacio, el choque entre instrumentos y la larga curva de aprendizaje de los cirujanos para dominar esta modalidad ha dificultado su implementación.

Es en este escenario donde el avance imparable de la tecnología en general, y de la cirugía robótica en particular, aporta ventajas al permitir realizar la cirugía por un solo orificio (puerto único) con instrumentos que se articulan en el interior del paciente. Esta técnica supera los inconvenientes previos de la laparoscopia convencional, permitiendo acortar esa larga curva de aprendizaje y facilitando los procesos quirúrgicos con la mínima invasión. Sólo determinados modelos de sistemas de cirugía robótica pueden llevar a cabo esta técnica del puerto único.

Revertir la vasectomía con cirugía robótica

Según han señalado los urólogos del Hospital Universitario Cruces y de la Clínica IMQ Zorrotzaurre que se encuentran al frente de ERUS 2015, en la cirugía urológica existen procedimientos reconstructivos que implican la necesidad de disponer de sistemas de visión magnificada para facilitar su realización. La vasovasostomía (la técnica que permite revertir la vasectomía) y la epididimovasostomía como técnicas de repermeabilización posterior a la vasectomía, se han realizado con lentes de aumento en aras a garantizar una adecuada sutura. Conviene recordar que se trata de volver a unir un conducto orgánico con una luz de, únicamente, medio milímetro. Determinados sistemas de cirugía robótica disponen de una visión 3D magnificada (10 aumentos) y unos instrumentos articulados que permiten realizar una microcirugía de alta precisión.

En el mismo contexto, pero en un escenario diferente, se encuentra la facilidad de la cirugía robótica para garantizar unas excelentes suturas entre vasos sanguíneos, tal y como se precisa en el trasplante renal. Cualquier escenario quirúrgico que precise magnificación (microscopio) y precisión se beneficia sin duda de la contribución tecnológica que supone la cirugía robótica.

Los tumores (y sólo los tumores) se vuelven fluorescentes

La posibilidad de identificar en tiempo real las estructuras anatómicas durante la cirugía es, sin duda, una de las aspiraciones de la cirugía moderna. Uno de los últimos avances en la cirugía robótica es la posibilidad de ver marcados con un color fluorescente las estructuras anatómicas afectadas por un tumor y, de ese modo, preservar las zonas sanas, distinguiendo lo que se debe extirpar de lo que es necesario conservar. Para ello, se emplean contrastes que, estimulados por infrarrojos, emiten una fluorescencia; fluorescencia que es posible ver en el monitor de trabajo de algunas consolas de cirugía robótica (tecnología FireFly —luciérnaga—).

En este aspecto, destaca la oportunidad de identificar los márgenes de los tumores renales y los vasos sanguíneos del riñón; y con ello, realizar una cirugía conservadora de nefronas más precisa. De este modo, se consigue extirpar un tumor renal preservando al máximo la unidad renal y su correspondiente funcionamiento.

Y también en los ganglios linfáticos

En otro escenario, la tecnología FireFly permite la identificación de los ganglios linfáticos y su localización, para garantizar una extracción más extensa y segura. El abanico de posibilidades en el futuro con diferentes contrastes es esperanzador, apuntan los expertos del Hospital Universitario Cruces y de la Clínica IMQ Zorrotzaurre.

La extirpación de tumores vesicales, renales, prostáticos y peneanos conlleva, además de la extirpación total o parcial del órgano implicado (vejiga, riñón, próstata o pene), la necesidad de extirpar los ganglios linfáticos cercanos.

Los ganglios linfáticos son uno de los primeros lugares donde las células tumorales “escapan” del órgano principal afectado por el tumor. Por ello, la realización de linfadenectomías (extirpación de los ganglios linfáticos afectados) extensas y completas es sin duda uno de los objetivos del cirujano para poder tratar con más garantías los casos seleccionados donde sea preciso.

EUROPAKO UROLOGOEK ETORKIZUNERAKO BOST ILDO IDENTIFIKATU DITUZTE KIRURGIA ROBOTIKARAKO

Europako Urologia Elkartearen Urologia Robotika Sailaren XII Bilera

  • Emakumeek kirurgia robotikoaz balia daitezke zoru pelbikoko arazoak konpontzeko

  • Gero eta kirurgia konplexu gehiago mikroebaki bakar baten bidez (sarbide bakarra) egiten dira.

  • Mikrokirurgia robotikoak aukera gehiago eskaintzen ditu basektomia leheneratzeko eta giltzurruneko transplantea egiteko.

  • Fluoreszentziak erabiltzea pantailan minbiziarekin kaltetuta dauden eremuak ikusteko aukera ematen digu, eta tumoreak erauztea errazten du.

  • Gongoil linfatikoak erauztea ere, oso arrunta dena minbiziaren kasuan, zehatzagoa izan daiteke kirurgia robotikoarekin.

Bilbon, 2015eko irailean.- Europako Urologia Elkartearen Urologia Robotika Sailaren XII. bilera Bilbon egin da irailaren 15etik 17ra ERUS 2015 izenpean. Bertan goraka ari diren kirurgia robotikoaren bidezko teknikei buruzko mahai-ingurua egin dute. Ekitaldian Osakidetzak – Gurutzetako Unibertsitate Ospitalearen bidez- eta IMQ Taldeak -Bilboko IMQ Zorrotzaurre Klinikaren bidez- hartu dute parte; bi zentroetako profesionalen artean hamabi ebakuntza zuzenean egin dituzte.

Gauzak horrela, honako hauek dira ekitaldi zientifikoa antolatzeaz arduratu diren medikuak: Anton Arruza eta Jesús Padilla, Gurutzetako Unibertsitate Ospitalekoak; eta Jose Gregorio Pereira eta Ander Astorbieta IMQko koadro medikokoak. Horiek guztiak Urologian adituak dira eta esparru honetako goraka ari diren bost eremu nagusiak aipatu dituzte.

Halaber, kirurgia robotikoa honako hauek tratatzeko egokia dela aipatu dute: emakumeek zoru pelbikoan dituzten arazoak, mikroebaki baten bidez egiten diren ebakuntza zailak (sarbide bakarra), basektomia leheneraketak eta giltzurrun transplanteak, fluoreszentzia tumoreen erauzketa errazagoa minbizi kasuetan, eta hodi linfatikoetako ebakuntza.

Kirurgia robotikoa emakumeek pairatzen dituzten zoru pelbikoko arazoetarako

Azken urteetan emakumeen zoru pelbikoko patologiak gora egin du. Patología ez gaiztoa izan arren, gernu-egite arazoetara (gernu-inkontinentzia, gernua egiteko larritasuna) edo libratze arazoetara lotutako (idorreria, gorotz-inkontinentzia) organo pelbikoetako prolapsoen (zistozelea, umetokiko prolapsoa, errektozelea) inpaktuak, pairatzen duten pazienteen bizi-kalitatea hondatzen du. Era berean, botika tratamenduek, zoru pelbikoaren errehabilitazioak eta ebakuntza teknikek gorakada paregabea izan dute.

Organo pelbikoen euskarri sistemen eta lotutako arazo anatomikoen hondatze fisopatologia hobeto ulertzeak, zoru pelbikoaren arazoak osorik berreraikitzeko teknika berriak diseinatzea bultzatu du. Eta kasu honetan, sareen bidezko sakrokolpopexia teknikak, laparoskopiaren bidez egiten dena, konponbideak ematen ditu pazienteari gutxieneko erasoa eginez. Berregite ebakuntza laparoskopiaren bidez egitea zaila denez, kirurgia robotikoa garatzeko esparru paregabea dugu, izan ere josteko, korapiloak egiteko eta berregiteko prozedurak errazten ditu.

Ebaki txiki bakar baten bidezko ebakuntza zailak

Ebakuntzaren joera sortzaileak ebaki handien bidezko ebakuntzetatik (ebakuntza irekia), ia inbaditzailea ez den laparoskopiaren bidezko ebakuntzetara eraman gaitu, eta gaur egun kirurgia robotikoaren iraultzara.

Pazienteari egindako erasoa murrizteko egindako ahaleginak, ebakuntza ebaki bakar batetik egitea ekarri zuen (sarbide bakarra). Hala ere, leku gabeziak, instrumentuen arteko talkek eta zirujauek teknika hori menperatzeko behar duten denbora luzeak erabiltzea zailago bihurtu du.

Teknologiak eta batez ere, kirurgia robotikoak izandako garapen orokor eta geldiezinak, abantaila handiak eskaintzen ditu ebakuntza soilik ebaki batetik egiteko (sarbide bakarra) eta pazientearen barruan tresnak mugitzerako orduan. Teknika honek laparoskopia arruntak dituen arazoak gainditzen ditu eta beraz, ikasteko behar den denbora murrizten du eta inbasio gutxiko prozesu kirurgikoak errazten ditu. Soilik kirurgia robotikoko modelo batzuen bidez egin daiteke sarbide bakarreko teknika hori.

Basektomia leheneratzea kirurgia robotikoaren bidez

ERUS 2015aren buruan dauden Gurutzetako Unibertsitate Ospitaleko zein IMQ Zorrotzaurre Klinikako urologoek esan duten legez, urologia ebakuntzetan ikusmena handitzeko sistemak izatea eskatzen duten hainbat berregite prozedura daude. Basobasostomia (basektomia leheneratzea ahalbidetzen duen teknika) eta epididimobasostomia, basektomia ostean berriro iragazkortzeko teknikak, handiagotze betaurrekoekin egin dira jostura egokia bermatzeko. Komeni da gogoratzea prozedura honetan milimetro erdiko argi baten bidez hodi organikoa berriz lotzen dela. Kirurgia robotikako sistema zehatz batzuetan handitutako 3D ikusmena (10eko handiagotzea) eta artikulatutako tresnak erabiltzen dituztela, eta horiei esker zehaztasun handiko mikroebakuntzak egiteko aukera dago.

Testuinguru berean baina beste eszenatoki batean kirurgia robotikoak odol hodietan jostura bikainak bermatzeko eskaintzen duen erraztasuna daukagu, giltzurruneko transplantean ikus dezakegun legez. Handitzea (mikroskopioa) eta zehaztasuna behar duen edozein eszenatoki kirurgiko, kirurgia robotikoak ematen dituen abantailez baliatuko da.

Tumoreak (eta soilik tumoreak) fluoreszenteak bihurtzen dira

Ebakuntzetan denbora errealean estruktura anatomikoak identifikatzeko aukera, zalantzarik gabe kirurgia modernoaren xedeetako bat da. Kirurgia robotikoaren azken aurrerapenetariko bat tumore batek eragindako estruktura anatomikoak kolore fluoreszente baten bidez markatuta ikusteko aukera da, izan ere, era horretan eremu osasuntsuak babestu daitezke eta erauzi behar dena utzi behar den horretatik bereiztea. Horretarako kontrasteak erabiltzen dira. Hauek infragorrien bidez estimulatzen dira eta fluoreszente bihurtzen dira; fluoreszentzia hori kirurgia robotikoko kontsola batzuen lan monitorean ikus daiteke (FireFly teknologia – ipurtargia – ).

Horri dagokionez, giltzurrunetako tumoreen ertzak eta giltzurruneko odol hodiak identifikatzeko aukera nabarmendu behar da, izan ere, horri esker, nefronen ebakuntza kontserbadore zehatzagoa egin daiteke. Gauzak horrela, giltzurruneko tumorea kentzea lortzen da giltzurruna eta bere funtzionamendua ahalik eta gehien babestuz.

Baita gongoil linfatikoak ere

Beste eszenatoki batean FireFly teknologiak gongoil linfatikoak eta beren kokapena identifikatzea ahalbidetzen du, horrela, erauzketa zabalagoa eta seguruagoa bermatzeko. Etorkizunean kontrasteen bidez egongo diren aukerak itxaropentsuak direla diote Gurutzetako Unibertsitate Ospitaleko zein IMQ Zorrotzaurre Klinikako adituek.

Tumore besikalak, giltzurrunetakoak, prostatikoak eta zakilekoak erauzteak, inplikatutako organoaren zati bat edo erabat erauzteaz gain (maskuria, giltzurruna, prostata edo zakila), gertuko gongoil linfatikoak erauztea dakar.

Tumore zelulak kaltetutako organotik “ihes egiten” dutenean gongoil linfatikoetara joaten dira. Horregatik, erabateko linfadenektomia zabalak egitea (kaltetutako gongoil linfatikoak erauztea) zalantzarik gabe zirujau baten helburua izango da, behar den lekuetan aukeratutako kasuak berme handiagoekin tratatzeko.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Twitter @DocorComunica

Follow Docor: Sala de prensa online on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: