Docor: Sala de prensa online

Geriatras vascos abogan por cribar la depresión y el deterioro cognitivo en mayores con diabetes

Posted on: 25/02/2016

Las tres ‘D’ de la geriatría: diabetes, depresión y deterioro cognitivo (demencias)

Igurco-jornada-mayores-diabetes

La geriatra Naiara Fernández, durante su ponencia en la I Jornada sobre Medicina Familiar y Geriatría

  • La diabetes aumenta el riesgo de depresión y la depresión aumenta el riesgo de padecer diabetes.

  • Existe una asociación evidente de la diabetes con la demencia vascular y con la enfermedad de Alzheimer. De hecho, se conoce como “diabetes tipo 3” a la enfermedad de Alzheimer como resultado de la resistencia cerebral a la insulina.

  • La depresión que se presenta en mayores con síntomas de deterioro cognitivo tiene un riesgo más elevado de progresar a una demencia.

  • Los geriatras inciden en la necesidad de realizar una valoración geriátrica integral para el establecimiento de los objetivos terapéuticos en este tipo de pacientes.

Geriatras vascos reunidos en la I Jornada IMQ-Igurco de Medicina Familiar y Geriatría, celebrada bajo el título “Mejorando la atención a nuestros pacientes mayores” en la Clínica Zorrotzaurre de Bilbao han advertido de la conveniencia de realizar un cribado diagnóstico preventivo en mayores con diabetes mellitus, para la detección de deterioro cognitivo (demencias) y depresión.

Tal y como señaló la doctora Naiara Fernández, especialista en Geriatría de Igurco, “aunque todavía queda mucho por investigar en lo concerniente a la relación de las tres ‘D’ de la geriatría —diabetes, depresión y deterioro cognitivo (demencias)— en el ámbito clínico está claro que hay una relación entre ellas”.

Por ello, los geriatras participantes en la jornada consideraron como “conveniente” hacer “un cribado de depresión y deterioro cognitivo a los pacientes mayores con diabetes”. Asimismo, la valoración geriátrica integral “es una herramienta altamente eficaz para el establecimiento de los objetivos terapéuticos en este tipo de pacientes mayores”, indicó la especialista.

La I Jornada IMQ-Igurco de Medicina Familiar y Geriatría reunió a decenas de médicos de familia y geriatras, junto a numerosos profesionales de la atención a las personas mayores.

Diabetes y depresión

La diabetes mellitus tipo 2 “afecta a uno de cada tres personas mayores de 75 años, lo que da una idea de su alta prevalencia. Además, las investigaciones nos muestran que la depresión aumenta el riesgo de padecer diabetes hasta en dos veces y media. Asimismo, la diabetes también incrementa el riesgo de depresión en 1,2 veces”.

Para el cribado de la depresión en mayores diabéticos, la geriatra incidió en la utilización de cuestionarios validados para el cribado de trastornos depresivos en pacientes con diabetes mellitus tipo 2. Además, recordó que “los pacientes mayores con diabetes y depresión a los que se les trata globalmente, presentan una mayor supervivencia tras cinco años de tratamiento”.

Diabetes y deterioro cognitivo (demencia)

La geriatra de Igurco, Grupo IMQ, señaló que existe una asociación más evidente entre la diabetes y la demencia vascular, así como entre la diabetes y la enfermedad de Alzheimer. “En el ámbito médico se conoce como ‘diabetes tipo 3’ a la enfermedad de Alzheimer como resultado cerebral de la insulina”, manifestó la experta.

Depresión y demencia

La geriatra de Igurco puso igualmente de relieve que la coexistencia de deterioro cognitivo “es común en las personas con depresión tardía”. Además, las personas con síntomas de deterioro cognitivo “presentan un mayor riesgo de que progrese hacia una demencia, así como una mayor probabilidad de que se establezcan trastornos de tipo afectivo”.

¿Qué hacer?

La geriatra señaló a la valoración geriátrica integral como una herramienta “eficaz” para la detección de la triple ‘D’ de la geriatría: diabetes, depresión y deterioro cognitivo (demencias).

Dentro de este enfoque, destacó la importancia de hacer un acercamiento diagnóstico en cinco planos distintos. Por un lado, una valoración clínica, con un análisis de las prescripciones inadecuadas de fármacos, valoración nutricional, detección de caídas de repetición, examen de los pies y detección de lesiones en órganos diana.

Otro plano es la valoración funcional, analizando la capacidad para la realización de actividades de la vida diaria y pruebas de rendimiento físico. Además, incluye en otro plano la valoración cognitiva, estudiando el posible deterioro en esta función, y, en el cuarto plano, la valoración afectiva.

El último plano de la valoración geriátrica integral alcanza la realidad social del paciente mayor, analizando diversos parámetros, como alimentación, fármacos y aspectos sociales relacionados con los trastornos afectivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Twitter @DocorComunica

Follow Docor: Sala de prensa online on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: