Docor: Sala de prensa online

La situación nutricional de la persona mayor influye en el desarrollo de fragilidad

Posted on: 15/06/2016

Publicado en el último número de la prestigiosa revista científica internacional Maturitas

artaza-igurco-mayores-nutricion-fragilidad

Dr Iñaki Artaza, director asistencial de Igurco

  • La fragilidad predice el desarrollo de discapacidad, morbilidad y mortalidad en las personas mayores, y es reversible.

  • Una revisión sistemática de 32 artículos científicos con más 54.000 sujetos estudiados, ha analizado la relación entre nutrición, actividad física y fragilidad.

  • El ejercicio y un buen estado nutricional, con una ingesta adecuada de proteínas y vitamina D suficiente, reduce el riesgo de fragilidad.

  • “Una dieta saludable asociada a un estilo de vida físicamente activo y con ejercicio aeróbico y de resistencia son la base de un envejecimiento saludable”.

Un artículo publicado en la revista científica internacional Maturitas ha analizado mediante una revisión sistemática la relación entre nutrición y fragilidad en las personas mayores. La revisión, que ha abarcado 32 artículos científicos con más 54.000 sujetos incluidos, estudia los efectos de la ingesta de proteínas, de vitamina D, la suplementación nutricional y el ejercicio físico en relación con este síndrome geriátrico. La conclusión del artículo apunta a los elementos anteriores como aspectos fundamentales para la prevención y el tratamiento de la fragilidad en mayores, así como la necesidad de vigilar de forma periódica la ingesta nutricional y el peso corporal del mayor como “instrumento básico de cribado”.

El artículo se titula “La relación entre nutrición y fragilidad: efectos de la ingesta de proteínas, de la suplementación nutricional, de la vitamina D y del ejercicio físico. Una revisión sistemática” y tiene como autor principal al doctor Iñaki Artaza, director asistencial de Igurco Servicios Sociosanitarios de Grupo IMQ. Tal y como señala, “el estado nutricional representa un aspecto fundamental que se asocia con el desarrollo de fragilidad. El cribado y el diagnóstico precoz de la desnutrición y de la fragilidad ayudan a prevenir el desarrollo de discapacidad y permiten instaurar un tratamiento eficaz basado en la corrección del déficit de macro y micronutrientes y en el ejercicio físico”.

Junto al doctor Artaza, son coautores los también doctores Pilar Sáez, del servicio de Geriatría del Complejo Asistencial de Ávila; Vincenzo Malafarina y Natalia Sánchez, de la clínica Los Manzanos-Viamed (La Rioja); y Naiara Fernández, de Igurco Servicios Sociosanitarios de Grupo IMQ.

La fragilidad “es un síndrome geriátrico que predice el desarrollo de discapacidad, morbilidad y mortalidad en los ancianos. Supone un estado de pre-discapacidad y es reversible”, indica el Dr. Artaza.

Por otro lado, la desnutrición, muy prevalente en geriatría, es uno de los principales factores de riesgo para la fragilidad. “Muchos estudios han demostrado que un buen estado nutricional, en donde es necesario un aporte de macronutrientes (como proteínas) y micronutrientes (como vitamina D), reduce el riesgo de desarrollar fragilidad. Asimismo, el ejercicio físico ha demostrado que es capaz de mejorar el estado funcional, ayuda a prevenir la fragilidad y es un tratamiento eficaz para revertirla”.

Desnutrición

Según se expone en la revisión, la prevalencia de desnutrición en los ancianos hospitalizados es mayor que en los institucionalizados, siendo alrededor del 30%, de los que más de la mitad son frágiles. Además, “casi la mitad de los ancianos frágiles de la comunidad presentan riesgo de malnutrición, siendo frágiles o pre-frágiles el 90% de los ancianos en riesgo de malnutrición” destaca el experto.

La desnutrición influye “de forma significativa” sobre el desarrollo de fragilidad, ya que la pérdida de peso “facilita la aparición de cansancio, de disminución de fuerza, de lentitud de la marcha y de reducción de la actividad física”.

Obesidad e inflamación

En los ancianos se observa un estado de inflamación crónica leve, cuyas consecuencias se asocian con la pérdida de masa y fuerza muscular, por un efecto de destrucción de las proteínas. “La masa magra generalmente contribuye al 50% del peso corporal en los jóvenes pero disminuye hasta un 25% cuando se alcanzan los 80 años. Además, la pérdida de masa muscular es más acusada en las extremidades inferiores”, fundamentales para la marcha.

Por otro lado, la pérdida de masa muscular en los ancianos se suele asociar con un aumento de la masa grasa. “Entre los 30 y los 60 años de edad se asiste anualmente a una pérdida de 0,23 kg de músculo y una ganancia de 0,45 kg de grasa. Esta modificación de la composición corporal configura un fenotipo conocido como obesidad sarcopénica”.

Según apunta el doctor Artaza, “los sujetos con obesidad sarcopénica son entre dos y tres veces más propensos a sufrir dependencia en las actividades básicas de la vida diaria que los sujetos que sólo presentan sarcopenia (pérdida degenerativa de masa muscular y fuerza al envejecer) u obesidad”.

Tratamiento nutricional de la fragilidad

La suplementación nutricional en ancianos desnutridos o que han perdido peso se asocia a una mejora tanto del estado nutricional, como de la capacidad funcional. “La masa y la fuerza muscular mejoran con la suplementación nutricional y aún más si se asocia la actividad física”, explica el director Asistencial de Igurco.

De igual modo, la Sociedad Europea de Nutrición Enteral y Parenteral (ESPEN) recomienda, “con un grado A de evidencia”, el uso de suplementos nutricionales para mejorar o mantener un adecuado estado de salud en ancianos frágiles.

La principal limitación del tratamiento nutricional “es la relativamente escasa adhesión al tratamiento a largo plazo de los mayores. Una dieta saludable asociada a un estilo de vida físicamente activo y posiblemente con ejercicio aeróbico y de resistencia son la base de un envejecimiento saludable” afirma el coautor.

Proteínas y músculo

Las recomendaciones actuales de ingesta proteica diaria de 0,8 g por cada kilogramo que pese la persona y día, “son insuficientes para mantener la masa muscular en personas mayores”. En ancianos frágiles “la administración de dietas moderadamente hiperprotéicas (1,5 g/kg/día), con un reparto proteico equilibrado entre las tres comidas principales (25-30 g/comida) con dosis elevadas de calcio (1.000-1.200 mg/día) y vitamina D (más de 800 UI/día) mejoran la salud de huesos y músculos, y reducen el riesgo de caídas y fracturas”.

Y es que una distribución más equilibrada de las proteínas entre las distintas comidas del día se asocia de forma significativa con una menor prevalencia de fragilidad.

Ejercicio

La actividad física en los ancianos se asocia a una reducción de la mortalidad. En concreto, la realización de ejercicio determina “un aumento de la síntesis de proteínas miofibrilares en los varones ancianos”, y este incremento “es mayor tras ejercicio de resistencia respecto al ejercicio de alta intensidad pausado”. Todo ello, favorece un mejor estado físico y una mayor capacidad funcional.

Otro aspecto importante, puesto de manifiesto con la revisión, son los beneficios de la asociación de ejercicio de resistencia con la ingesta de un suplemento de proteínas después de dicho ejercicio: “representa una estrategia eficaz para aumentar la masa, la fuerza muscular y la capacidad física de los ancianos”.

Vitamina D

La vitamina D desempeña un papel relevante en el equilibrio interno del calcio y su relación con la fortaleza ósea. Asimismo, “niveles bajos de vitamina D se asocian con alteración del equilibrio, caídas, fracturas y dolor. Todo esto puede contribuir al sedentarismo y a la inmovilidad y por lo tanto a la fragilidad”.

El déficit de vitamina D es “muy frecuente” en las personas mayores y especialmente en los ancianos institucionalizados, siendo además la misma insuficiencia de vitamina D “un factor de riesgo para institucionalización”. En este sentido, “varios estudios han demostrado que los suplementos de vitamina D a una dosis entre 700 y 1.000 UI al día en ancianos mejora la masa y la fuerza muscular, el equilibrio y determinando una reducción de las caídas”.

Sin embargo, los autores reconocen que, tras la revisión, “es difícil demostrar con los datos actualmente disponibles el significado de la asociación entre bajos niveles de vitamina D y fragilidad. Bajos niveles de vitamina D pueden representar un marcador de riesgo de salud. Pero por otra parte, la fragilidad puede contribuir al desarrollo de bajos niveles de vitamina D a causa de la reducción la actividad fuera de casa, aumento del sedentarismo y reducción por lo tanto de la exposición solar”.

PRENTSA OHARRA

Azken “Maturitas” zientzia aldizkari internazional eta ospetsua argitaratu dute.

PERTSONA BAKOITZAREN EGOERA NUTRIZIONALAK HAUSKORTASUNAREN GARAPENEAN ERAGINA DU

 

  • Hauskortasunak desgaitasuna, erikortasuna eta hilkortasunaren garapena aurreikusten du, eta itzulgarria da.

  • 32 artikulu zientifiko eta ikertutako 54.000 mila pertsonaren berraztertze sistematikoak nutrizioaren, ariketa fisikoaren eta hauskortasunaren arteko lotura ikertu du.

  • Ariketa fisikoa eta nutrizio egoera onak,, proteina eta D bitamina nahiko hartuta, hauskortasun arrisku maila murrizten du.

  • “Dieta osasuntsua eta ariketa fisiko aerobikoa eta erresistentziakoa osasuntsu nagusitzeko oinarri dira”.

Maturitas deituriko aldizkari zientifiko internazionalean argitaratutako artikulu batean nutrizioaren eta nagusien hauskortasunaren arteko erlazioaren berrikusketa sistematikoa azaldu dute. Berrikusketa horretan 54.000 pertsona barne hartzen dituen 32 artikulu daude eta bertan proteinak, D bitaminak, nutrizio gehigarriak eta ariketa fisikoak geriatria sindrome horrekin duen lotura aztertu da. Artikuluaren ondorioaren arabera, aurreko elementuak nagusien hauskortasuna saihesteko eta tratatzeko oinarrizko alderdiak direla argi geratzen da, baita aldian-aldian ahorakin nutrizionalak eta nagusiaren pisua kontrolatzeko beharra ere, “behaketa tresna gisa”.

Artikuluaren izena “Nutrizioaren eta hauskortasunaren arteko erlazioa: proteinak hartzearen, nutrizio gehigarrien, D bitaminaren eta ariketa fisikoaren efektuak. Berrikusketa sistematikoa” (La relación entre nutrición y fragilidad: efectos de la ingesta de proteínas, de la suplementación nutricional, de la vitamina D y del ejercicio físico. Una revisión sistemática) eta autore printzipala Iñaki Artaza dugu, IMQ Taldeko Igurco Zerbitzu Soziosanitarioen asistentzia-zuzendaria. Horrek esan legez, “egoera nutrizionala hauskortasunaren garapenarekin lotzen den oinarrizko alderdia da” Desnutrizio eta hauskortasunaren behaketak eta aldez aurreko diagnostikoak desgaitasuna garatzea saihesten dute baita tratamendu eraginkorra ezartzea ahalbidetu ere. Tratamendu hori, makro eta mikromantenugaiak zuzentzean eta ariketa fisikoan oinarrituta dago.

Artaza doktorearekin batera honako hauek ere egileak izan dira: Avilako gune Asistentzialeko geriatria zerbitzuko Pilar Saez, Los Manzanos-Viamed (Errioxa) klinikako Natalia Fernandez eta IMQ Taldeko Igurco Zerbitzu Soziosanitarioko Naiara Fernandez.

Hauskortasuna “geriatriako sindromea da eta nagusien desgaitasunaren, erikortasunaren eta hilkortasunaren garapena aurreikusten du. Itzulgarria da desgaitasunaren aurretik gertatzen baita”, azaldu du Artaza doktoreak.

Bestetik, desnutrizioa, oso ohikoa dena geriatrian, hauskortasunaren arrisku faktoreetako bat da. “Ikerketa askok nutrizio egoera egokiak, hau da, beharrezko makro (proteina) eta mikro (D bitamina) mantenugaiak duena, hauskortasuna garatzeko arriskua murrizten duela frogatu dute. Halaber, ariketa fisikoak egoera funtzionala hobetzeko eta hauskortasuna saihesteko gai dela frogatu da, baita lehengoratzeko ere”.

Desnutrizioa

Ikerketan azaldu legez, ospitalean dauden nagusien desnutrizioa erakundeetan dagoena baino handiagoa da, gutxi gorabehera % 30, eta horien erdia hauskorrak dira. Gainera, “erkidegoko nagusi hauskorren erdiak malnutrizio arriskua dute, eta horietatik % 90 hauskorrak edo pre-hauskorrak dira.”

Desnutrizioak “era adierazgarrian” eragiten dio hauskortasunaren garapenari, izan ere, pisua galtzean “nekea, indar eza, moteltasuna eta ekintza fisikoen moteltasuna agertzea errazagoa da”.

Obesitatea eta handitzea

Nagusietan handitze kroniko txikia nabaritzen da eta proteinak hondatzearen ondorioz masa muskularra eta indarra galtzen dira. “Masa muskularra gorputzaren pisuaren % 50 da gazteetan baina % 25era murrizten da 80 urte betetzen direnean. Gainera, masa muskularra galtzea beheko gorputz adarretan gehiago ematen da” martxarako ezinbestekoak direnak.

Bestetik, nagusiak masa muskularra galtzea gantz masa handitzearekin lotuta dago. “30 eta 60 urte artean muskuluetako 0,23 kilogramo galtzen dira eta gantz masako 0,45 gehitu. Gorputzaren osaketak pairatzen duen aldaketa mota hori obesitate sarkopekika gisa ezagutzen den fenotipoa da.

Artaza medikuak esan legez, “obesitate sarkopenikoa dutenek bi eta hiru bider aukera gehiago dute eguneroko oinarrizko ekintzetan menpekotasuna izateko (endekapenezko gihar masa eta indarra galtzea nagusitzean) edota obesitatea.”

Hauskortasunerako nutrizio tratamendua

Desnutrizioa pairatzen edo pisua galdu dutenek hartu beharreko nutrizio osagarriek bai nutrizio egoerari, bai gaitasun funtzionalari lagunduko diete. “Masa muskularra eta indarra nutrizio osagarrien bidez hobetzen da eta are gehiago ariketa fisikoarekin lotzen bada” azaldu du Igurcoko Laguntza zuzendariak.

Era berean, Nutrizio Enteral eta Parenteralaren Europako Elkarteak hauskorrak diren nagusientzat osasun egoera hobetzeko edo mantentzeko nutrizio osagarriak hartzea gomendatzen die.

Nutrizio tratamenduaren muga nagusiena “nagusiak epe luzera tratamendura gehitzea da, ez delako askotan ematen. Dieta osasuntsua eta ariketa fisiko aerobikoa eta erresistentziakoa osasuntsu nagusitzeko oinarri dira” esan du egile kideak.

Proteinak eta muskuluak

Gaur egun gomendatzen den proteina kantitatea pertsonak pisatzen duen kilo bakoitzeko 0,8 gramokoa da, hala ere, “ez dira nahiko pertsona nagusien muskulu masa mantentzeko”. Nagusi hauskorrek “dieta hipoproteiko neurritsuak (1,5 g/kg/egunean) hartzean, hiru otordu nagusietan proteinak era neurritsuan banatuz, (25-30 g/otorduko) eta kaltzio (1000-1200 mg/eguneko) eta D bitamina (800 Ul/eguneko) dosi handiak hartuz, hezurren eta muskuluen osasuna hobetzen dute erorikoak eta hausturak saihestuz”.

Izan ere, proteinen banaketa orekatu horrek hauskortasun gutxiago izatearekin lotzen da.

Ariketa

Nagusiek ariketa fisikoa egitea hilkortasuna murriztearekin harremanatzen dugu. Zehatz-mehatz ariketa fisikoak “gizon nagusien proteina miofibrilareen sintesiaren handiagotzea” ekartzen du eta handitze hori “handiagoa da erresistentzia ariketan intentsitate handiko ariketan baino”. Horrek, egoera fisikoa hobetzen du eta gaitasun funtzional handiagoa ekartzen du.

Beste alderdi garrantzitsu bat, erresistentzia ariketaren ostean proteinak hartzearekin lotutako onurak dira; “estrategia oso eraginkorra da nagusien masa, muskuluen indarra eta gaitasun fisikoa handitzeko”

D bitamina

D bitaminak rol oso garrantzitsua du barneko kaltzioaren orekari eta hezurren sendotasunari dagokionez. Era berean, “D bitaminako maila txikiak orekaren asaldurarekin, erorikoekin, hausturekin eta minarekin lotuta daude. Horiek sedentarismoa eta gelditasuna ekar dezakete eta hortaz, hauskortasuna”.

D bitamina faltatzea “oso ohikoa da” nagusietan, batez ere, instituzioetan daudenen artean, gainera D bitaminaren gabezia “instituzioarentzako arrisku faktorea ere bada”. Zentzu horretan “hainbat ikerketek frogatu dute, nagusiek D bitaminako osagarriak (gutxi gorabehera 700 eta 1000 UI egunean) hartzean, masa eta indar muskularra eta oreka hobetzen dutela, eta era berean erorikoak saihesten dituztela”.

Hala ere, egileek berrikuspenaren ostean, honako hau aitortu dute: “oso zaila da gaur egun ditugun datuen arabera D bitamina maila txikiaren eta hauskortasunaren arteko lotura frogatzea. D bitaminaren maila txikiak daudenean osasun arriskua dagoela esan daiteke. Baina bestetik, hauskortasunak D bitaminako maila txikiak izatea ekar dezake etxetik kanpoko ekintzak ez egitearen, sedentarismoaren eta eguzki izpien espozizioaren murrizketaren ondorioz”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Twitter @DocorComunica

Follow Docor: Sala de prensa online on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: